Unos Playoffs históricos

Los PlayOffs daban su pistoletazo de salida el 19 de abril. Tras un mal sabor de boca durante toda la temporada regular en la conferencia Este y una sensación de voracidad en la contraria, llegaba lo más esperado. Si Miami y Spurs partían como favoritos por el hecho de haber sido los finalistas del pasado 2013, también otras franquicias como los Thunder o Pacers podrían llevarse el dorado en el mes de junio.

EquiposPlayoffsNBA13_1280_1366132958397_38142_ver1.0_1280_720

Hoy nos encontramos en plenas semifinales de conferencia. Los favoritos consiguieron pasar de ronda. Los Heat lo hicieron sin miramientos, no dejándose llevar por la aparente superioridad con la que partían. Sin embargo, San Antonio pasó más apuros, llegando hasta el séptimo encuentro ante unos Mavericks que no cesaron en su lucha por tratar dejar fuera del camino a los de Gregg Popovich. Los otros que se mantienen en la sombra también lograron seguir adelante, pero, como los Spurs, sudando hasta el último minuto y disputando todos los partidos posibles. A Oklahoma, los Grizzlies de Marc Gasol le ponían contra las cuerdas, teniendo que aparecer la pareja formada por Westbrook y Durant para imponer su ley en los dos últimos enfrentamientos. A los Pacers de Larry Bird la post-temporada le llegaba en plena racha negativa y acabaron despidiendo a los -inferiores- Hawks no sin soportar los picotazos de los de Atlanta. La desaparición de Hibbert hizo mucho daño a la pintura pacer, pero la superioridad de los liderados por Paul George finalmente hizo mella.

De favoritos pasamos a tapados. Los jóvenes Raptors, Warriors, Bobcats, Wizards y Trail Blazers comenzaban con aires humildes. Si Raptors y Warriors complicarían el pase a Nets y Clippers respectivamente, los Wizards y Trail Blazers continuaban su camino con descaro dejando atrás a Chicago Bulls y Houston Rockets. El que menos guerra dio fue el bloque que Michael Jordan lleva formando desde hace varios años mirando hacia el futuro, los Bobcats. Sucumbieron ante los vigentes campeones con un contundente 4-0, pero gracias a Kemba Walker y Al Jefferson dieron esperanzas a su afición, que veía a su equipo en PlayOffs por primera vez desde 2010.

michael-jordan-lebron-james-hug-990x555

No obstante, la presente fase final pasará a la historia por otros motivos que no han sido mentados. La competitividad, para muchos, quizás no sea como en los años 80 o 90, donde los míticos Bulls de Jordan tenían que luchar contra los Knicks de Ewing, los Bad Boys de Detroit, los Jazz de Stockton y Malone o los Rockets de Olajuwon o los duelos entre Bird y Magic Johnson en las finales atraían a todo amante del baloncesto, pero los datos están ahí. Con 50 partidos, la primera ronda de éstos ha sido la que más encuentros ha vivido en toda la historia. 5 de 8 series han llegado al máximo de encuentros por disputar, 7. Y ya antes de comenzar llamaban a la historia, siendo los únicos en los que ni Celtics, ni Lakers ni Knicks han entrado.

Ya se han despejado casi todas las incógnitas excepto una; ¿quién será el campeón? No nos apresuremos, aún queda baloncesto por disfrutar. Aún queda para finalizar y ver quién levanta el título de campeón ante la atenta mirada de medio mundo. Al aficionado le llega su turno y ha de aprovecharlo sentándose a disfrutar de lo que las franquicias nos ofrezcan. La mejor liga del mundo se encuentra en su máximo esplendor y nosotros, como dice aquella famosa campaña publicitaria de la marca Nike en colaboración con LeBron James, somos testigos.

Deja un comentario